Mónica Abraham

Se podría presentar a Mónica Abraham como una CANTORA NACIONAL, antigua definición que no figura en los nuevos diccionarios, pero que tiene vigencia para dar idea de aquel cantar o cantora que canta costumbres de su pueblo, que le canta a su gente o que evoca su paisaje.

Delante de su voz o de su imagen, aparecen la Palabra y la Música, esos elementos que aúna para la elección de un repertorio rico, coherente, sin tiempo. Pero para esto, debió cantar desde su niñez tradicionales canciones cuyanas, norteñas, sureñas o litoraleñas, que forman su personalidad artística y su gusto por el canto popular.

En 1987 pasó por el festival Nacional de Cosquín y obtuvo un premio que alentó espiritualmente la decisión de dejar sus estudios de economía y definir un camino estrictamente musical.

En adelante, cantó en diversos medios (canal 7 radio Nacional “el Mundo” municipal o diversas F.M. de Capital Federal y provincias), en teatros, centros culturales, auditorios, festivales y en cuanto evento se le convocara. Compartió muchísimos escenarios con talentosos músicos y cantantes nacionales

Otros títulos del artista

más