Catenacho

Este conjunto instrumental, formado a fines de 2005, reúne cuatro músicos de intensa actividad en la escena porteña del tango.

Ellos son: Ernesto Molina en bandoneón, Diego Kvitko en guitarra, Felipe Traine en guitarrón y Adrián de Felippo en contrabajo.

Entre sus presentaciones pueden destacarse presentaciones en milongas y recitales, como su participación en el “3º Festival Río Tango Grande” en Tierra del Fuego para realizar conciertos y clínicas de interpretación (Octubre 2006); el ciclo “Tango 07” del Centro Cultural San Martín y en el “Bar de García” (Villa Devoto) en la Programación en “Bares Notables de la Ciudad”; el “Teatro Argentino” de La Plata en el marco del “XIII Festival Guitarras del Mundo”; el ciclo en La Trastienda Club junto a los cantantes Cardenal Domínguez, Alfredo Piro, Verónika Silva y Walter Laborde, junto con quienes actuaron también en el “V Campeonato Mundial de Baile” y el ciclo en el Torquato Tasso organizado por el SADEM.

Participaron también en actuaciones del cantor Ricardo “Chiqui” Pereyra en festivales en el interior y el exterior.

Esta formación de cuarteto típico tiene antecedentes gloriosos en los conjuntos de Troilo-Grela y Federico-Grela.

La combinación de las guitarras y contrabajo al bandoneón le da esa característica criolla en el color y esencia tangueros sin perder la marcación propia del género, lo que hace un conjunto muy versátil adecuándose al acompañamiento de cantores y el baile.

Los arreglos son propios, basados en el repertorio clásico del género y en obras originales.

El Catenacho (catenaccio quiere decir cerrojo en italiano) es una táctica de fútbol de defensa cerrada, áspera y dura que hace referencia a la solidez de la propuesta musical. Ésta está basada en un depurado rigor estílistico y gran refinamiento de las interpretaciones.

Otros títulos del artista

más