Sonidos de la Quebrada | De lo profundo de la Madre Tierra - Vol.

Sonidos de la Quebrada
Lista de temas
  1. Bolivianito
  2. Tulumanya
  3. Tradicional
  4. Tinya (Caja)
  5. Melodías de Invierno
  6. Selección de coplas de Humahuaca
  7. Selección de coplas de Tilcara
  8. Selección de coplas de Humahuaca II
  9. Coplas en pañuelo
  10. Bordando coplas

SONIDOS DE LA QUEBRADA

Pueblo Kolla

Se ha generalizado con el nombre de Kolla a los puneños y sus descendientes, algunos quebradeños y toda otra población de origen Quechua – Aymara.

Entre sus instrumentos musicales tradicionales se encuentran la Kena, Anata, Siku, Erke, Erkencho y cajas. Conservan su lengua tradicional (de acuerdo a la zona, Quechua o Aymara).

ARTISTAS

Sacha

A los seis años comienza a cantar bagualas y recién a los treinta y dos años se anima a escribir sus primeras composiciones.

Actualmente vive en Tilcara dedicada al bordado de tejidos de llama y a su canto, dos pasiones que hacen a su cultura.

Chakra

Chakra, grupo Tilcareño que viene desarrollando sus actividades desde hace seis años. Todos sus integrantes se han iniciado en la música desde niños, junto a sus familias. Allí aprendieron a cantar y tocar los instrumentos típicos de la Quebrada. El grupo está conformado por amigos y familiares que juntos se propusieron llevar “el ritmo quebradeño” mas allá de Tilcara.

En la actualidad muchos alternan la actuación con el estudio de música, la fabricación de instrumentos, como el “siku” o la “caja vallista” y la labranza de la tierra.

María Ramos

Coplera desde niña. Pertenece a la “Cuadrilla de Cajas y Copleras de 1800”. Desde hace trece años preside la Comisión de Mujeres Kollas “Madre Tierra” dedicadas a defender y conservar el conocimiento de sus ancestros que les fue transmitido de generación en generación. Participa activamente de los encuentros de Mujeres que se realizan en diferentes partes del país.

Hermanas de la Copla

Comenzaron a hacer música cuando jóvenes, en carnavales, fiestas patronales, challadas, fiestas barriales entre otras. En este contexto se conocen y forman el Grupo “Hermanas de la Copla” que al poco tiempo empezó a cosechar frutos dentro de la comunidad, quienes aplaudieron su música y solicitaron su presencia en las diferentes celebraciones que allí se organizaban. Con el tiempo se hicieron más populares y trascendieron los límites de Humahuaca para presentarse en escenarios más grandes, ya sea en Festivales, encuentros de músicos autóctonos, reuniones especiales de orden provincial.

El objetivo del grupo ha sido siempre el de llevar al público, los hechos propios de su cultura, su gente, su pueblo.

Los Anateros de Uquia

El grupo se puede decir que nace sin demasiada planificación en medio de un asado, donde entre copla y copla sienten la necesidad de rescatar aquellas improvisaciones y dejarlas plasmadas en las anatas de las futuras generaciones Uqueñas. Comenzaron entonces a revalorizar los cantos y los instrumentos autóctonos presentándose en algunos festivales tradicionales que durante el verano se organizan en el departamento de Humahuaca.

Bernabé Montellanos

Canta desde que tiene uso de memoria y razón. Lo hace por herencia, cantar es parte de la vida cotidiana como respirar, hablar, comunicarse, es lo que lleva a encontrarse con uno mismo.

Para Bernabé las coplas son la sabiduría del pueblo, son melodías y textos que tienen principio pero no final.

El difunde en “la ciudad” el decir de su pueblo, con su particular estilo como solista, en cambio cuando vuelve a su comunidad, el canto se realiza de manera conjunta ya que se trata de un acto de expresión comunitaria.

Fuera de la comunidad su actividad artística se desenvuelve en escuelas centros culturales, festivales, cine, video, teatros y todo tipo de eventos culturales que faciliten la difusión de este arte ancestral.

Indalecia A. Prado

Indalecia comienza a cantar las primeras tonadas norteñas desde muy pequeña, junto a sus padres, en las señaladas y los carnavales, entre esos ritmos y voces fue creciendo con la idea de continuar la tradición de sus mayores, respetando la cultura de su pueblo. Si bien ella ha participado en diferentes eventos culturales como en el Enero Tilcareño, encuentro de copleros en las localidades de Purmamarca y programas desarrollados por la Secretaría de Turismo para difundir la cultura quebradeña, no considera a la copla una actividad artística: la copla es parte de ella, es la herencia de sus padres, de sus abuelos; es una necesidad y como tal le brota a través de su voz y de su caja.